Lammas
por schatten







Lammas es uno de los Sabats mayores que han sido conservados gracias a los magos medievales. El día de cuarto cae a 15 grados de Leo, a medio camino entre el Solsticio de Verano y el Equinoccio de Otoño. En la actualidad suele celebrarse la noche del 31 de julio al 1 de agosto, mes de la manifestación de la plenitud y la abundancia de la primera cosecha. Es el Sabat que hace de contrapunto a Imbloc dentro de la rueda del año.

Esta fecha marca el principio de la temporada de las cosechas. Es una fiesta de regeneración en la que se ofrece a los dioses los primeros frutos obtenidos. Es un día de poder y sabiduría que beneficia a cualquier actividad intelectual y potencia los rituales de protección.

El nombre de Lammas deriva del inglés antiguo Loaf Mass o Hlaf-mas, que significa Misa del pan. Era tradición cocer el pan con el primer grano de la cosecha. En cada región celebraban la obtención del grano. En Inglaterra era el trigo, en Escocia e Irlanda la avena, en América y Australia el maíz, en Oriente el arroz…

El pan y la levadura representan el misterio de la transformación, el cambio de la materia por el fuego. Lo cual representa a su vez la civilización, surgida gracias a la agricultura. El horno se convirtió en un objeto sagrado que permitía la transformación de la vida. Quedando así relacionado con los misterios femeninos. El aspecto místico del grano queda reflejado en el papel psicoactivo del cornezuelo del centeno usado en los ritos de Eleusis.

Los celtas dedicaban los festejos al dios Lug, que era el más sabio y más poderoso de los dioses celtas. En algunas versiones del mito, Lugh se sacrificaba en estas fechas, por lo que la celebración adquiría cierto carácter funerario.

La fiesta se extendía entre 15 días antes y 15 días después de Lughnasadh, día que representaba el vértice principal. Hay quien sostiene que la fiesta de la Virgen de Agosto está vinculada con el final de los ritos de Lugh..

Antiguamente el grano era visto como una de las manifestaciones de la fuerza divina. La cual se personificaba en la figura del “hombre verde”. El rey Roble crecía y se fortalecía en primavera y verano para caer en la cosecha y dormir en invierno dentro de la Madre Tierra, retornando a la vida más tarde en forma de niño. La Madre Tierra tenía varios nombres en los mitos celtas. Los antiguos irlandeses la conocían como Tailtu o Tailte, madrastra del dios Lugh. La Diosa, una vez que ha dado sus frutos en Lammas se transformará en la Anciana o Cailleach, personificación que surgirá en Samahin.

Se celebraba el ciclo de nacimiento, crecimiento, consumación, sacrificio, muerte y renacimiento mediante rituales, procesiones, danzas, juegos, y festejos.




 
Símbolos: el laberinto cuadrado para la protección y el triangular para la superación de dificultades.
Amuleto: la muñeca hecha con las hojas de panocha del maíz que se suele llevar todo el día y luego se quema a medianoche.
Colores: naranja y verde.
Gemas: ámbar, esmeralda, jade, ónice.
Alimentos: panes caseros y artesanos de semillas, nueces, arroz, fresas, cordero, vino tinto, cerveza, té de pétalos.
Hierbas: acacia, ciclamen, hojas de roble.
Actividades: trenzado de espigas, hacer muñecas de maíz, preparar banquetes, realizar sacrificios personales, preparar la segunda cosecha...
Signo astrológico: Leo