Energías para la rebelión
por heruh4ra


Algunos apuntes introductorios

El ritual es uno bastante personal mío, así que entiendo doy cuenta de que doy por asumidas muchas cosas. Explico algunas de ellas para que el lector sepa por dónde atacar y sustituir las cosas con lo que desee

* Malkuth además de ser "tierra" y la décima sephira, es para mí una forma del Sagrado Ángel Guardián. En este contexto podría tomar también la forma de alguna Diosa de carácter rebelde si le piace al lector.


* Los signos de LUX son cuatro gestos
- El signo de Osiris asesinado
- El signo del duelo de Isis
- El signo de Apophis y Typhon
- El signo de Osiris resucitado

Básicamente los signos de LUX (a mi me) sirven para un pequeño y rápido proceso de muerte/resurrección, que también sirve par adespejar la mente de lo realizado y empezar lo siguiente "desde cero", marcando espacios en el ritual.

http://www.rahoorkhuit.net/library/ceremonial/the_signs/index.html
http://www.spellsofmagic.com/spells/weather_spells/sun_spells/6826/page.html


1. La Cruz (no cabalística)

Sentado en el asiento, con los ojos cerrados.

“Malkuth, a tí te llamo a mi mundo”, mientras se visualiza una luz reuniéndose sobre la cabeza a la altura del chakra corona.

Se baja mentalmente la luz hasta llegar a los pies, y se concentra en el chakra base visualizando la serpiente enroscada. “Toda mi devoción a vos”

A continuación, la aspiración. Se imagina a Malkuth en alguna de sus formas y se hace hincapié en sentir la emoción de amor y devoción hacia ella. La aspiración ha de ser intensa.

En el momento álgido, uno mismo se visualiza como una inmensa estructura que funcione como un arco (si puede ser del tamaño de un planeta) que dispara una flecha hacia arriba, hacia el Sol. Al disparar, se rompe la cúpula que le protege a uno,... de ella. La energía desciende desde arriba y asciende por la columna.

Lleno de la influencia divina, parte de la energía sale por el brazo derecho, sentido como alargado y con aspecto de garra salvaje. “Sea nuestro poder en la fuerza, la disciplina y la razón invicta”. [Nota: esta es la parte parecida el vi-gevurah en un LBRP estandar, todos estos paralelos son bastante obvios]

Se visualiza parte de la energía saliendo por el brazo izquierdo que se visualiza con una energía de amor y devoción, con aspecto angélico, tonos azules claros, etc. “Sea nuestro poder en el amor y la devoción”.

En el pecho se concentra el vórtice de energía recibida y desplegada ante el mundo. “Oh liberadora de los hombres, invade mi mundo”, arrojando el sentimiento de Amor hacia el exterior.



2. Silencio de aire, voluntad de fuego, forma de agua y manifestación de tierra.

Se llevan a cabo los signos de LUX para cortar con lo anterior.

“¡Oh silencio a vos llamo a mi alrededor!”. Se visualiza una nube verdosa de silencio y des-conocimiento que va invadiendo todo lo que hay fuera, que rellena el espacio-ajeno. Una doble postura del silencio (los dos dedos índices en los labios con los nudillos de los pulgares tocándose) abre paso al silencio para que también arrase dentro de uno mismo. Que salgan los pensamientos que tengan que salir para que se establezca el silencio.

Se convoca a la vida en el espacio-pseudo-samadhi creado, intentando mantener en la medida de lo posible la visión en la que todo es silencio. “Vos sois yo, oh vida dentro del infinito”. Alargado se pronuncia “yart laf”. Se intenta sentir los objetos de la percepción todo como algo que sucede dentro de uno, durante un rato.

Se visualiza ahora el mago acercándose a una inmensa forja, casi transparente, como un fantasma. Esta pertenece a uno de los lugares más enterrados en la tierra, ocultos del mundo de los hombres. Una enorme cantidad de ruedas y mecanismos pueblan las paredes de la enormidad excavada en roca, y al fondo del todo unas enormes máquinas perforan día y noche el suelo con un ruido infernal. Traen hacia arriba fuego, que minan contínuamente desde el interior de la tierra. De allí pasa a recipientes que son llevados por seres monstruosos bajo el látigo de sus supervisores, y estas cosas ardientes se golpean con martillos y enfrían con agua para tomar formas a veces espectrales, de las cosas que obsesionan la conciencia del mago y fabrican su mundo. <-- Esto es lo importante, que aquí surjan las cosas que limpiar, combatir, etc.

El mago dentro de aquella mina saca su vara llenando la sala del fuego de su voluntad, cegando a esclavos y supervisores, hasta que el fuego de la vara penetra en la tierra y se une al fuego que está siendo excavado. La vara está restellante, llena de fuego, a tal punto que es difícil distinguir siquiera entre “fuera” o “dentro” para el mago. “El fuego reclamo para mí, ¡id a otro lugar con vuestra moral esclava!”, momento en que es arrasado el lugar por el fuego que no entiende de exterior e interior pero que todo lo invade. [Nota: con el tiempo, he experimentado que era buena idea alargar esta parte para sacar y sacar mierda, e ir golpeándola con fuego que surge de la vara]

Ahora es el momento de enfriar el fuego con agua para darle forma. Ardiendo, el mago irá mentalmente a su templo personal con figuras de su Diosa o aquello que haya elegido para el ritual. Apenas se ven las cosas a través del fuego, y el mago debe luchar por no permanecer anclado en su fascinación con las llamas. Hay una palanca que es la propia vara, en la pared: se tira de esa palanca, y empieza a inundarse de agua todo el Templo. Cuando llega a la nariz, mirando una representación de la diosa se dice “sea nuestra voluntad”, la de ambos, para poder respirar bajo el agua.

Esto, amando a la Diosa o en su defecto llamando al tipo de energía/cambio/forma que se quiera manifestar fuera. Pero el objetivo de la aspiración y la cercanía a Ella siempre es superior mientras se la mira a través del agua, y esto tiñe la energía alzada.

Todo eso que lo ocupa todo, ahora es concentrado en el puño.

“¡Manifiéstate!” gritará el mago desgañitándose, mientras que el agua se convierte en un terremoto en la punta de sus nudillos y al golpear el suelo resquebraja la Tierra, hunde islas, separa continentes, y reconfigura el mundo al completo. Aquí es donde toda la energía del ritual es proyectada en esta rebelión y cambio hacia el mundo que se pretende.



3. Conclusión

Por último los signos de LUX de nuevo para dar por cerrado el ritual.